Ciclo: Figuras del Renacimiento

Extraordinarios personajes con ideas innovadoras, valiosas y aportativas, quienes influyeron en la gestación de los tiempos modernos. En estas pláticas se aprecia el estilo muy personal del Doctor Ballester y su honda percepción de la naturaleza humana, de la realidad y el significado de sus vidas, en el ámbito político, social y económico. Él los define como clásicos, los que tienen "clase", los que tienen "categoría", los que nunca en la vida perderán validez.

Temas:
Los Borgia
Los Médici
Rafael
Miguel Ángel
Leonardo
Ticiano
El Greco
Teresa de Ávila y
Juan de la Cruz
Lope de Vega
Cervantes
Shakespeare
Juana de Asbaje

"Gracias por disponerse a escuchar esta serie de grabaciones de mis charlas sobre la vida y la aportación de algunos significativos personajes del Renacimiento. Quizá ustedes o usted estuvo presente en ellas. Le agradezco haber formado parte de aquel público tan culto y sensible, como benévolo y cariñoso.

En ningún caso me propuse impartir una Conferencia de carácter académico, ni ello interesaría a mi auditorio tan alentadoramente numeroso, como curiosamente heterogéneo. Por ello califico estas exposiciones como de simples charlas; sin mayor pretensión, y no de conferencias.

Creo deber explicar que limitado por un ciclo necesariamente trimestral, no pude referirme en particular a algunos personajes del Renacimiento de quien también me hubiera gustado evocar, junto con ustedes.

Pensé que de todos modos debía comenzar en Florencia y acabar en esta Ciudad de México, para mostrar todo un esfuerzo del curso y giro del proceso del pensar y del sentir, que inauguró el llamado Mundo Nuevo (Mundo Moderno). Para ello, de Florencia pasé a Milán, a Roma y a Venecia, al Escorial, a Toledo y a Madrid, hasta llegar a Nepantla, porque finalmente me interesé por percibir el firme latido del mundo moderno en este Nuevo Mundo.

No enfaticé en especial la obra de los pintores y los escultores o de los literatos; me interesan más sus vidas, sin el conocimiento de las cuales sus obras no podrían ser auténticamente explicadas.

Reuní abigarradamente, caleidoscópicamente, como en la vida misma se dieron, se dan y se darán; a pontífices y disidentes, reyes y aventureros, pícaros, santos y artistas. Me puse en cada caso de parte de aquel a quien consideraba, y traté de ver la vida con sus ojos, seguir su criterio y de acuerdo a sus circunstancias.

Seguramente estas charlas no corregidas, grabadas como fueron pronunciadas, casi pensando en voz alta, contienen errores, exageraciones y otros muchos defectos, quizá también algunas virtudes. Los personajes a quienes trato también los tuvieron, y usted y yo también los tenemos.

No pretendo pues ejemplarizar y espero no haber escandalizado más de lo saludablemente necesario.

Adelante pues, y muchas gracias de nuevo".

Así habló el Doctor Ballester, al terminar una de sus charlas sobre Grandes Figuras del Renacimiento.

 


Índice de Ciclos
| Ciclo Anterior |Siguiente Ciclo | Más Información